Cleanet Navia: el inodoro bidé reducido a lo esencial

Con Cleanet Navia, Laufen presenta un nuevo modelo de inodoro bidé apto tanto para uso particular como para edificios comerciales. Impresiona por su diseño compacto, más confortable que un inodoro de diseño clásico, sus sencillas funciones y por su excelente relación calidad/ precio. 

La tecnología está totalmente integrada en el interior del cuerpo cerámico y se reduce a lo esencial, incluyendo solo las funciones más importantes pero sin comprometer la higiene: proporciona 3,5 litros de agua fresca por minuto, y gracias a su gran chorro de agua, limpia de forma rápida, suave y completa. 

Como señala el diseñador suizo Peter Wirz, creador del inodoro bidé para Laufen: “Mi objetivo con Cleanet Navia era crear el diseño de un clásico inodoro, de aspecto minimalista y atemporal, pero con un as bajo la manga cuando se observe de cerca”.

Ese “as bajo la manga” se refiere a la función de ducha de este inodoro bidé, que, estéticamente, solo es perceptible por el botón giratorio lateral fijado en la cerámica, que se maneja manualmente y que permite ajustar la posición y la intensidad del chorro de lavado o activar el modo oscilante.

Las funciones de ducha también se pueden controlar cómodamente a través de una aplicación, con la que además se puede ajustar fácilmente la temperatura del agua y gestionar las notificaciones de mantenimiento, así como su perfil de usuario. 

El compromiso con la máxima limpieza de Laufen se observa también en el funcionamiento de la boquilla del Cleanet Navia, que se oculta de forma segura en el anillo protector cuando no se usa el inodoro, y se enjuaga a fondo con abundante agua antes y después de cada uso. Esto garantiza una higiene perfecta incluso cuando se usa con frecuencia y, si es necesario, tanto la boquilla como la cubierta pueden limpiarse o sustituirse por completo. 

Precisamente, la posibilidad de realizar una limpieza rápida y en profundidad que permite el Cleanet Navia lo convierte en adecuado para su uso diario. La cerámica no tiene juntas ni bordes, y su acabado con el doble esmaltado LCC en la superficie cerámica, resistente a la suciedad y la cal, facilita aún más el mantenimiento. Además, el asiento y la tapa del inodoro se pueden quitar fácilmente para una limpieza rápida y exhaustiva.

Por su parte, la función de descalcificación integrada garantiza que la cal presente en las partes que conducen el agua pueda ser eliminada regularmente, prolongando así la vida útil del inodoro bidé. Una luz en la parte inferior nos indica cuándo es necesario llevarla a cabo.

Cleanet Navia también lleva integrado el sistema de insonorización y garantiza la reducción de la cantidad de ruido por el uso y sus funciones.

El montaje y desmontaje del Cleanet Navia se realiza sin esfuerzo y en poco tiempo a través de una placa de conexión compatible con todas las cisternas estándar y con el sistema de instalación oculta desarrollado por Laufen, y las herramientas necesarias para llevarlo a cabo están incluidas.